En construcción

  • construccion
  • sitioconstruccion1
  • sitioconstruccion2
  • logoquito


En agosto de 2012, en respuesta a la alta demanda del servicio de transporte escolar de los últimos años, se emitió la reforma a la Ordenanza n.o247,que garantiza la seguridad en la movilización de escolares, mediante el cumplimiento de varios requisitos: los conductores serán los propietarios de los vehículos; trabajarán únicamente mediante contratos con las instituciones educativas; cada unidad estará equipada con ventanas funcionales, cinturones de seguridad individuales, etcétera.
El plan Seguros a Clases previene posibles alteraciones en la vida urbana motivadas por el retorno del año lectivo. Este contempló: el ingreso escalonado de estudiantes, retraso en el horario de trabajo de funcionarios públicos, señalización horizontal y vertical alrededor de instituciones educativas, además de promover en los centros educativos la organización de comités de seguridad conformados por representantes de estudiantes, padres de familia y docentes, quienes trabajarán, a mediano y largo plazos, en coordinación con los Comités de seguridad barrial, Policía Nacional y Metropolitana.
Estas iniciativas públicas están orientadas a brindar seguridad vial. Escolares y colegiales, sobre todo los jóvenes, se los relaciona a hechos violentos especialmente generados por pandillas juveniles cuando existe una gama de riesgos a los que están expuestos niños, niñas y adolescentes en su condición de estudiantes: el bullying (acoso escolar), el consumo de drogas y/o de bebidas alcohólicas, el uso de armas blancas y/o de fuego, la práctica sexual irresponsable, la violencia verbal a mujeres adolescentes y niñas que circulan en el espacio público, riñas entre hombres adolescentes, entre otros.
La violencia es multiforme, tanto para la sociedad en general como para los estudiantes en particular; pero las condiciones de seguridad ciudadana de escolares y colegiales no deberían limitarse al análisis del fenómeno de delincuencia común que ha victimizado —o podría hacerlo— a este grupo etario, sino verla en términos de seguridad humana. Dice la ONU que a la mayoría de personas le preocupa más la inseguridad en la vida cotidiana que un cataclismo en el mundo.
Los y las escolares y colegiales del Distrito requieren entornos propicios para vivir la experiencia urbana con relativa confianza en su seguridad personal, económica, alimentaria, política y ambiental; por ello, hay que disminuir los problemas de violencia e inseguridad y ofrecer mejores condiciones para que sus sueños de autorrealización no se conviertan en una pesadilla.

 

Powered by Bullraider.com