• encuestavictimatizacion
  • 17Informe
  • afiche violencia cifras

Editorial

Estudiantes, 

con-textos seguros

En septiembre la ciudad cambia de semblante. Se acaban las vacaciones, se inicia la congestión vehicular en la mayoría de calles y avenidas; en las zonas aledañas a los centros educativos se ofertan productos y servicios para el consumo específico de estudiantes y maestros. La población adolescente e infantil se encamina por las veredas en dirección a sus planteles educativos para iniciar su jornada escolar; una vez terminada, algunos se agrupan en las esquinas a continuar con los rituales de la amistad, o con los del noviazgo en los centros comerciales u otros espacios públicos; y también hay quienes se dirigen directamente a casa.
El retorno a clases convoca la atención de varios sectores de la administración municipal. Así, la Secretaría de Movilidad impulsó la regularización de las unidades destinadas al servicio comercial de transporte escolar y, conjuntamente con la Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad, a desarrollar el plan Seguros a Clases.

 


En agosto de 2012, en respuesta a la alta demanda del servicio de transporte escolar de los últimos años, se emitió la reforma a la Ordenanza n.o247,que garantiza la seguridad en la movilización de escolares, mediante el cumplimiento de varios requisitos: los conductores serán los propietarios de los vehículos; trabajarán únicamente mediante contratos con las instituciones educativas; cada unidad estará equipada con ventanas funcionales, cinturones de seguridad individuales, etcétera.
El plan Seguros a Clases previene posibles alteraciones en la vida urbana motivadas por el retorno del año lectivo. Este contempló: el ingreso escalonado de estudiantes, retraso en el horario de trabajo de funcionarios públicos, señalización horizontal y vertical alrededor de instituciones educativas, además de promover en los centros educativos la organización de comités de seguridad conformados por representantes de estudiantes, padres de familia y docentes, quienes trabajarán, a mediano y largo plazos, en coordinación con los Comités de seguridad barrial, Policía Nacional y Metropolitana.
Estas iniciativas públicas están orientadas a brindar seguridad vial. Escolares y colegiales, sobre todo los jóvenes, se los relaciona a hechos violentos especialmente generados por pandillas juveniles cuando existe una gama de riesgos a los que están expuestos niños, niñas y adolescentes en su condición de estudiantes: el bullying (acoso escolar), el consumo de drogas y/o de bebidas alcohólicas, el uso de armas blancas y/o de fuego, la práctica sexual irresponsable, la violencia verbal a mujeres adolescentes y niñas que circulan en el espacio público, riñas entre hombres adolescentes, entre otros.
La violencia es multiforme, tanto para la sociedad en general como para los estudiantes en particular; pero las condiciones de seguridad ciudadana de escolares y colegiales no deberían limitarse al análisis del fenómeno de delincuencia común que ha victimizado —o podría hacerlo— a este grupo etario, sino verla en términos de seguridad humana. Dice la ONU que a la mayoría de personas le preocupa más la inseguridad en la vida cotidiana que un cataclismo en el mundo.
Los y las escolares y colegiales del Distrito requieren entornos propicios para vivir la experiencia urbana con relativa confianza en su seguridad personal, económica, alimentaria, política y ambiental; por ello, hay que disminuir los problemas de violencia e inseguridad y ofrecer mejores condiciones para que sus sueños de autorrealización no se conviertan en una pesadilla.

 

Powered by Bullraider.com

Información Interactiva

cuboie

Mapa


Ver OMSC en un mapa más grande

quitodm logosecretariadeseguridad EMSEGURIDAD Qministerio del inteior  ministerio de salud publica  Fiscalia General del Estado  policia nacionalINEC  direccion nacional de transito