En construcción

  • construccion
  • sitioconstruccion1
  • sitioconstruccion2
  • logoquito

 

 

Las reglas existen en todos los espacios de la sociedad, dentro de la tendencia actual vida sana en cuerpo sano los deportistas alcanzan cada vez mayor reconocimiento cultural, el cumplimiento de este presagio reduce las posibilidades de sanción social. Del otro lado, los encuentros de amigos en casas particulares, en bares y/o discotecas dan cuenta del regocijo que se vive por el gusto de disfrutar simplemente, en estos ambientes la principal regla está en uno mismo.  El debate entre ley moral y ley social es mucho más profundo que el alcance que se busca dar en estas líneas. Es importante abstraerse en dichas dimensiones a fin de no adjetivar ligeramente la muerte de Sebastián ni de de Karina.

 

En el DMQ, desde el 2009 hasta la fecha, según El Departamento Médico Legal de la Policía Nacional, se han registrado seis muertes de ciclistas. Ellos pedalearon unos, por mejorar su condición física previa a una competencia atlética (Salomé Reyes - 2012), otros, en honor a su convicción más profunda: practicar una forma de transporte urbano alternativo (Sebastián Muñoz - 2013), y aquellos quienes simplemente disfrutan de su bicicleta (Pablo Lazarini - 2009).

 

La violencia contra las mujeres, cifras presentadas en editoriales anteriores, históricamente se la ha debatido y en la actualidad tiene sus primeros logros. A partir de diciembre 2011, se presentó el feminicidio como un tipo de delito en el proyecto de reformas al Código Orgánico Integral Penal; los voceros del sector de la seguridad ciudadana nacional, han expresado públicamente que 35 años sería la pena para los hombres que acaban con la vida de las mujeres por su condición de género.

 

Es placentero correr, hacer bici, jugar al fútbol, al basket, al tenis y todas las demás prácticas atléticas como también lo es el esparcimiento en los centros de diversión nocturna. En la recreación se consuma sentimientos únicos que no lo entienden quienes no lo han vivido. Su manifestación profunda el placer no es recocido como un derecho sino como el dispositivo activador de la desgracia que invoca los nombres Karina y Sebastián en las charlas cotidianas y los titulares de prensa. Convivencia ciudadana implica reconocer que personas conocidas o desconocidas interactúan en un ambiente de respeto a sus preferencias.

 

Powered by Bullraider.com